domingo, 9 de noviembre de 2008

AGUARDE UN MOMENTO

ESTÁ EN PREPARACIÓN EL PROXIMO PERIODO DE ESTE BLOG. QUIEN NO SEPA DESESPERAR, VISITE ESTE ESPACIO PRONTO Y LO ENCONTRARÁ DE NUEVO, CON NUEVOS MISTERIOS, PARAJES E HISTORIAS... POR AHORA LAS TECLAS ESTÁN EN EN VEREDICTO...

domingo, 28 de septiembre de 2008

Borrador de agua

Tras de la persiana llega a verse el puntillismo del agua. Más que su plasticidad, me avisa de su llegada, el sonido: palo de lluvia que busca otras canciones en semilla liquida para seducirme.
Mientras, el dolor se mitiga en el hallazgo de la escala musical de la gota en los tejados y azoteas, tan disimil de la humana; los truenos son platillos. Y si el dolor se concentra en sí mismo, genera una tonada minimalista, casi silencio del lamento, que humedece la vista y entra por el caracol al oído para ser filtro de las lágrimas y eco en la curva de su resbaladilla interna. Si hubiera una laguna formada por aquellas gotas, cada nueva gota daría otra sonoridad, haría a la laguna fuente donde el agua cae en acorde.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Cuatro borradores inconexos.

1

-Para cuando vengas, las cuentas del collar se habrán salido del cordel transparente. Cada cuenta será una fragmento de mi cuello, el cual pudiste haber tenido entre tus labios.- Te distraes, crees que bromeo, soslayas. Llevo el hilo a mis incisivos, lo muerdo, se rompe, caen las cuentas. Volteas. Los lapislazuli esféricos, sin reflejo ruedan en el suelo. Te levantas, me miras, te acercas. Finalmente liberado de artificios, lo besas, y con cada beso una cuenta de piedra baja el escalón y cae en la alfombra. Se fragmenta el collar para dejarnos de ser fragmento, por un instante.


2

Cuando camino las calles, el edificio anterior al que miro se disuelve, se desmorona como la piedra que toca el agua e irrumpe en el inverso del paisaje. Si regreso la vista, la piedra pasa y vuelvo a ver el paisaje, intacto. Mis ojos son un estanque, donde los paisajes aparecen y se irrumpen a sí, sucesivamente. Cuando el estanque ondea, es que hay peces que quieren deletrear la superficie.

3

¡Mira, en lo alto de ese edificio de cristales, se ve la sombra de un hombre! ¿Puedes verla? Concentra tu mirada allí, en el columpio de madera.
-No Marcelo, esa no es la sombra de un hombre, es el engaño de la luz que nos da siluetas-

4
En un consultorio, una paciente espera cita, mientras lee en una revista edificante para mujeres, las siguientes lineas.

-Si le digo que sí desde la primera vez, creerá que soy fácil y no me tomará en serio, si le digo que no, quizá lo pierda para siempre ¿Cómo puedo decirle que no sin que pierda el interés? Tete

Respuesta de Iván Corazones:

Querida Tete:

Pídele un tiempo para pensarlo: no más de una semana. Haz algún gesto que le haga dudar más de un sí que de un no. Ya no estamos en el tiempo de tu abuelita Tete, los hombres han cambiado, pero entiendo tu miedo amiga se soluciona fácil con psicoanálisis. Por lo pronto, si es que la repuesta aún te ayuda, te digo que pidas tiempo, y llegues fragante a la siguiente cita, con unos zapatos nuevos y un vestido de moda, conciéntete un poco, y no dudes de ti amiga, no dudes.

Ella cierra la revista y piensa en una canción de Molotov la canta entre dientes "Matate Tete que te mates Tete, te digo que te mates que te mates Tete."

¿Señorita Esther Suarez? -¡Dígame!- ¿Es su primera cita?- Sí- El psicologo Ivan Reyes la espera, aquí tiene un breve formulario, por favor llénelo antes de pasar.- Gracias.

Tache con una cruz cierto o falso.

¿Problemas de decisión?
¿Problemas para comunicarse con los padres?
¿Problemas para comunicarte con la sociedad?
¿Problemas de aceptación?
¿Toma alguna droga o tiene alguna adicción?
¿Ha intentado atentar contra sí misma?

Aquí tienes una salida a tus problemas. Confía en ti misma. Libera tu alma.

-Este..., señorita, voy al baño, ahora le traigo el cuestionario- Y Tete corrió escalera abajo hasta arrollar los escalones.

martes, 26 de agosto de 2008

Borrador de notas

Hoy releía Grisostomo y Marcela de Don Quijote de la Mancha, y más temprano un libro para la estancada tesis titulado Filosofía de la Imaginación de María Noel Lapuyade, y pensaba:
Realmente la historia de Marcela es un adelanto a su tiempo. La defensa que Marcela hace de su ascetismo y libertad afirmando su negación al amor/deseo de los hombres, es hermosa. La imaginación amorosa así como puede llevar a los más altos placeres, puede llevar a las mayores degracias y penurias, sin responder del genero, pues eso ocurre igual a hombres que a mujeres. Para quien quiera repasar el capítulo, es el XIII, aunque les recomiendo que lean desde el XI para seguir la historia completa.

* * *

En otros puntos, recordaba que le comenté a Samia que me costaba aún trabajo escribir poemas de mi estancia en el hospital. Ella me dijo que Jorge Posada había hecho uno. Luego, conversando hoy, en casa, con Jorge Elías, tocayo de Posada, salió a cuento que era realmente complicado externar las emociones y sensaciones cuando estaba a flor de piel el suceso; y como me decía Ime en la mañana, asumir doce días internado tiene su tiempo. Recordé que para escribir Cartografía del fuego tuvieron que pasar cinco meses del suceso que me llevó a escribirlo, y era una premisa que perseguía desde los diecisiete años, pero en una tercera persona, y terminó siendo en primera y por un suceso verídico. Paciencia me dije, que no llevas prisa. Finalmente Lirva ya te dijo que el Blog es un elemento para descargar todo tipo de delirio, impotencia, automatismo o locura, empezaré a creerle.

* * *

Leo en algunos blogs la afición de querer hablar sobre definiciones de poesía, vanaglorias del poeta y de cómo hacer un nuevo cripticismo literario. Si hemos de hablar de literatura que sea para darle luz, no para oscurecerla más y ponerla contra la pared a que crezca enredadera. He de aceptar mi infinito bostezo ¡Chicos del Turno, por eso ya reduje mi lista de blogs!

* * *

Y hablando de blogs les recomiendo para saber sobre la danza Mohiniyattam del sur de la India entrar a la siguiente dirección

SHAKTALA


* * *

El turno 1440 y yo tenemos una misión a Futuro, son invitados a tomar su número para pasar a la mía dando click en la dirección brindada aquí abajo.

OLIENDO A POLVO

Un abrazo afectuoso

miércoles, 20 de agosto de 2008

Providencia

A mis padres y mis hermanas,

a mis familiares, y mis amigos, por su afecto y solidaridad.

Por su presencia en tiempos difíciles.



Dialogante

ven y dime si es amor

lo desnudo del alma;

cada vez que abrazo la amistad

se prodigan los sentidos

y cimbran.


No en las palabras habitan los actos,

es el acto generatriz de consuelo

alivio en el tropiezo;

la presencia de quienes ciñen andanza,

y apropian.


¡De qué fortuna gozas corazón!,

si acaso lo oyeras dialogante

¿le dirías que no sintiera,

que no?;


la mano derecha lo cubre,

y en ella vibra el sentimiento;

que aún su músculo vestimenta

en alegría se desviste;


en él habita el latido

de todo aquél que lo ama

y él corresponde.


Me dirá que no

y me alejaré despacio

para que encuentre usted

la mano que lo cubra.

sábado, 16 de agosto de 2008

Borrador de la luz.

La luz es uno de mis veneros. Sin ella no identificaría las sombras de las siluetas, el rostro taciturno, del diurno; la luz en su justa medida para revelar hermosura a los ojos.
No podémos salir de nosotros mismos en nosotros mismos. El sabotaje nos hace orfebres de un lenguaje, tanto más bello sí la tinta relame la vibración que lo enebra. Sí trastoca el temor en temblor, sí en temor tiembla, o en temblor deja de ser temido. Más bello aún si surge como otra voz, que se impone al ser que es escriba.

* * *

La llama, en cuerpo de la vela derrite los deseos, las peticiones, en una promesa. Hasta ahora he perseguido la luz en su trayecto.

* * *

Ese día se acercó Pamplona, en fuegos de artificio, en zapateo y música de banda, en ruedas de color que chirreaban y remolinos de gente que toreaban la luz y su designio. Un duelo con la luz.
El artificio contubo un juego con mi cuerpo, dibujó una espiral finalmente invisible que penetró diez pasos en el tejido de la piel bordeando el límite. La espiral dibujada hacia adentro no se libera, va hacia sí irremediable. El artificio correspondió la petición de mis trayectos. Abrió el crater en copula intempestiba.

* * *

Torito
¿cuál es tu historia?
chamucotoro
¿cuál es tu mito?

Sí la luz es el bramido
arde tu muerte artificio.
Cuál es tu danza de luz,
tu escatología de luz.

* * *

Luz, luz como dolo en mi cuerpo. La presencia de quien escruta y designa, el justo instante que se detiene en la medida exacta para que continúe el latido. Lo invisible que produce un milagro, que desata el suceso inverosimil aún indescriptible por la memoria, inmaduro. Lo invisible que corta el hilo. La luz que deja un rastro. Dios que se delata preciso en los segundos.


* * *

Ver el contorno del cielo en una camilla. La oscuridad de la noche, la fiesta que termina con las gotas de lluvia que escupen en el rostro. Alguién pregunta -¿Señorita siente usted algo?- Y me remitó a reponder -Gotas de lluvia.Todo gira en un mismo pensamiento. Todo se revuelve. Me queda claro que la sirena de una ambulancia no es escuchada por el paciente. Quizá Odiseo escuchaba otro canto, o su delirio. La sirena abre el paso, las calles horizontales se imaginan distinto. La conversación del paramédico me exortaba a sonreír, a reir, a agradecer escuchar mis latidos a cien por minuto, y a respirar para detener el temblor que socorría desde mi cadera a mis pies. -Aunque no lo crea, el dolor es una buena señal. Mientras sienta el dolor, es que perciste estímulo en la herida.-


* * *

Finalmente una luz única: la de la amistad, la hermandad, el amor, el afecto... Sentimientos que no dejaré a este prosa, aún borrosa.

miércoles, 30 de julio de 2008

Anotaciones

A veces pienso que escribir por escribir es artilugio, ni siquiera el artificio que cuando menos asiste a su contorno verídico. El artífice sabe que le da forma a algo, el artilugio no podría terminar de definirse. Alguna vez me decían que escribiera de mis sueños:

Nunca lugares conocidos en la aparente realidad, "Los verdaderos lugares nunca están"... Así se dibujan ciertos espacios.

El sueño con amigos que te revelan algo sin recordar la revelación es un misterio de mi inconciente, o una mitomanía en la que no se sabe realmente si aquellas palabras revelaban o por el contrario buscaban librarse hasta el olvido: un mito de tan redudante insonoro. Pocas veces recuerdo lo que dicen en un sueño, cual si fueran películas mudas. Pocas palabras me llegan de allí. Es otro el lenguaje de mis sueños. Ellos se registran de acuerdo a lo sustancial. A lo que despojan, a lo que deben mantaner. Son sueños callados, discretos. Meditasueños que se quieren mundos.

Por eso otro tipo de sueño son los viajes, donde abres los ojos en un lugar determinado, lo recorres, lo habitas lo haces tuyo y emprendes el viaje de regreso al sitio de origen.

Pero acaso escribir por escribir y confluir en los sueños, o en lo que fue el viaje. He soñado pocas veces que escribo, como pocas veces escribo en el viaje; más bien luego de su cause en la cascada de regreso. Así con ambos sueños: el del viaje "terrestre", y el del viaje "nocturno".

sábado, 19 de julio de 2008

Borrador de apariencias

Camino: lozanía. Ambulancia de sirena pasajera. El héroe trema en camilla y no es el canto a la escucha, plegaria que necesiten oídos. Todos mitos robados: ni Grecia, ni la India, ni China, ni Jerusalén o Antártida; y los cantos de un pasado soterrado resultan cosa vana. No es en su reflejo invento o asecho, no canto de flores marchitas, ni flores perdurables, ni silueta. "Sí tan sólo llorar pudiera me iría a la mar, a la mar disuelta en arena, a la mar, si tan sólo llorar pudiera, me regocijaba en llanto", se cantaba. Muerte, mito cercano o semblante que desaparece espejos. Y no es quien quiso no, ni sombra de libros leídos, ni el escudo de los un mil títulos que reconocen obra y fortuna. Fortuito hombre liberador de nudos concéntricos en Av.General, título de doctor por demostrar que no caben 100 000 personas en el zócalo. Cuarenta torneos ganados por 50 caballitos seguidos sin caerse."Acto heroico", le repetían amigos, familiares, conocidos, de acuerdo a sus autoproyecciones o intereses. Ella le quita esos espejos, él percibe apenas imagen; y el azul oscuro, el vino, el gris, el blanco, el negro.
El oficial hace unas anotaciones. El cuerpo es levantado del piso. Mirones quieren hacer tumulto. El héroe cuela su mirada tras la ceniza de gente. Las manos de un niño tapan su rostro, los dedos mojados de lágrimas. No lo recuerda: ni familiar, ni amigo, ni conocido. Un hijo en Estados Unidos, la esposa en provincia, un sólo amigo presente que lo observa sin que él lo percate. El niño se aleja con el rostro entre las manos. Una mujer lo llama, el niño acude. En los brazos de su madre llora más fuerte, llora inconsolablemente. Y el hombre siente agua sus ojos, la paladean pestañas; y el brote vuelve a cerrarle la vista. Su rictus se detiene en el soplo del regocijo. El héroe no respira, tres lágrimas bajan por sus mejillas.

domingo, 29 de junio de 2008

Juego de sentido

El camino trazado por la mano,
ella misma no lo conoce.
Sabe que retoma algún objeto:
una roca,
un libro,
una caja;
aunque prefiere lo intocado
por ser otra forma de engaño
menos ríspida, según parece.

Sabe que su elección es ciega
y que enmudece a la boca
enalteciendo al oído;
de pronto se le dan los ojos
besándola desde arriba,
ella los cubre con los dedos
para que vean lo que quiere ver

Esa traición la endurece.
Sabe que juega un mundo ajeno
que no ella se controla;
y si de pronto fuera libre
carecería de ceguera.

domingo, 8 de junio de 2008

El verano, por Yaiza Martínez


El verano

I

La luz saliendo de los cuerpos.

El verdadero nombre de mis hijos

sin haber sido pronunciado

-quizá la casa de paredes de agua, quizá unos ojos-

Supe sempiterna, sin embargo,

la explanada de espuma

cuando me sumergí lo escuchaba claramente

un cuerpo empieza otro cuerpo

en la carne presenta el agua infinita[1]

Estaba la ciudad

que respiraba en sus hogares cementosos

columnas imitando dientes

la pobreza que apesta

como las algas

apesta como las algas

La ciudad,

quizá antes de la inmensa ola

en la explanada de espuma

reconociendo el agua infinita

que es la ciudad y los cuerpos de los hijos

sin llegar

verdaderamente pronunciados


II

Porque una ciudad conoce su destino

y tirita por el presagio

La niña que barre los restos del mar

en una pequeña calle

¿o quizá los pétalos de una alfombra de flores?

aún era mi familia

Un sueño o un trastabillarse la memoria

pueden hundir a la ciudad en el agua

Cruz vio el final de la ola

su espuma barriendo las calles,

los pétalos, la niña,

nuestros restos ladeándose en el fondo

contra objetos

que jamás poseímos

en el vientre del océano,

mi familia

todavía lo era



[1] La luz es posesión del mundo



A Yaiza la conocí mientras navegaba. Sí, me hallaba al encuentro de cartografías y "Lugares ajenos". Y entre búsquedas en google y palabras clave di con un artículo de Yaiza Martínez al que tituló La creación poética dibuja un mapa alternativo del mundo. Luego dejé un comentario a un poema suyo en su blog Literaria, al que pueden acceder desde el mío. Posteriormente empezamos a enviarnos correos y yo le envíe a España, de donde ella es, La trama del huso; y ella me correspondió con su poemario El hogar de los animales Ada. Ésta es la forma en que yo la conozco, pero agrego a continuación algunos otros datos.

Poeta y narradora, Yaiza Martínez Montesdeoca es Licenciada en Filología Hispánica (UCM). Libros de poesía:Rumia Lilith (2001) y El hogar de los animales Ada (en prensa. Editorial Devenir). Es también autora de las novelas inéditas Las mujeres solubles y La Pangea de Elisa Merlo. En la actualidad es Redactora-jefe de la revista de Ciencia y Humanidades Tendencias21.

Hace poco Yaiza me preguntó si quería compartir un poema mío, en su blog. Le envié Paraje. Ahora ella me comparte El Verano; y yo, a mí vez, lo comparto con ustedes.

Este mar de asombros de la internet, tiene estos placeres de correspondencia.







lunes, 19 de mayo de 2008

Atisbo de lo posible

alguien recorta un recuerdo
lo carga diariamente en su regazo
lo viste lo calza y sucita

_____________OBSESIONES

Ayeres aquí y en las banquetas con esquinas

_________ MUDANZAS



reclama_______el corazón________los d_í_a_s
Sueltan sombras del tedio
imagina tu latido al calce de la piel____desarmado el otro rostro
que sostuvo la mirada desnuda

[Y nosotros vueltos a nacer entre las manos]


En las calles murmullos suponen convenciones
anonimia cansada de sí
disolvencia de personas derretidas por el sol
la lluvia borrará sus olvidos

más tarde

[Y escucharemos el canto de las gotas afinando nuestro cuerpo]

miércoles, 7 de mayo de 2008

Borrador del YO

Estimado L.W Sack:

Sabrá usted que odio los espejos de cristal, quizá por el artificio que me hacen crear de la imagen supuestamente propia. Les huyo de ser posible, o miro a medias en su fondo. En ese reflejo empieza esta historia remedada de tantas otras. El delito a descubrir le causará risa. Quizá me cobre más caro por cada línea absurda que tenga que leer, con eso de que hoy día todo es negocio. Considero que la primera persona es un artilugio, una fachada: pretexto para suponerse individuo. Sabía que se reiría. Es factible y muy probable que reprehenda a la voz que redacta sólo por jugar bromas de este tipo. Se asustará más si le comento que le escribe un "Yo ficticio" no un "Yo real" Me dirá -¿Y dónde se separan el uno del otro? o ¿Cuál es su diferencia? ¿Pretende que le encierre a usted? Mejor suicidese, buen método para que el Dr. Jekyll pudiera matar a Hyde.- No, no quiero evadir la realidad -ni siquiera piense en responderme eso- ¿Lo cree usted así? Propiamente la famosa creación literaria propina la presencia de quien la escribe. No se diga la poesía que sin una Voz que la cante o la silencie sería imposible, de acuerdo a lo que se murmura ¿Escucha esos rumores? Toda historia parte de uno, pero ese uno se ha alimentado o quizá enloquecido de/en la aclamada cultura. Imagino su bostezo. Bastante vanidad parece mostrar la tinta derramada como para aumentar que fue producto de una poseción ¿ficticia? Lo ficticio nace del "singular", pero no es ese "singular", ¿me explico? Ahora imagino sus ojos separándose del papel. Recuerdo lo que decía el maestro J M "La realidad supera a la ficción" Tantas veces inventamos personajes semejantes a lo que creemos que somos y que seguramente no somos ¿o sí?; algunos de ellos con mayor o menor suerte. Verá: mi "Yo ficticio" ha traicionado más de diez veces a personas que dijo querer o en su imperfecto amar, ha mentido unas cientas y las que olvida, asesinado quizá dos sin que el otro lo sospeche, robado infinitas ocasiones... Le aseguro que ha sido el "ficticio" y no el "real", como suele ser él en realidad, quien a cometido esos actos. Mi yo no hace esas cosas (Si se percata he quitado las comillas y la mayuscula)

No puede ver mi mano manca. La noche de ayer con la zurda el "Yo ficticio" la mutiló. Quisiera que lo encontrase para mutilarle la siniestra con la que me escribe ahora, por eso le digo que no soy yo quien redacta. Yo ha desaparecido. Me preguntará, -¿le quito la zurda?-

No, no lo haga, le digo que yo no soy real, le digo que me exorcice estos demonios. Me dirá -¿Pero si el que llama "Yo ficticio" está dentro de usted...?- Entonces le pondré la zurda enfrente, y esperaré el sacrificio.

ATTE

Mm Satrine

[Relee la carta. Levanta al espejo su mirada ríe desquiciadamente. Aumenta]

P.D. Distinguido señor. Olvide usted esto que ha leído. He perdido la coordura. No hay tal "Yo ficticio", ni creo tampoco "real" Si acaso estas líneas le persuadan de que en este paraje es otro quien escribe, quien corta la muñeca... Ni la Satrine "ficticia", ni la "real"...

[La zurda empuja el tintero. Desborda la sangre roja de la diestra, aparente tinta.
El detective lee en el edificio contiguo, arruga la carta. No llama. No responde]

miércoles, 30 de abril de 2008

Borrador de la infancia y dos "viejos" escritos

Regresar a ese momento cada vez más distante que es la infancia. Inocencia inalterable que el poeta escudriña, convoca y remedia entre palabras. Un mensaje en el buzón "Espero recordemos que la infancia no se limita a nuestra edades..., si en cada corazón persiste bondad y gracia..., o al menos eso creo".El evo de Heráclito "que juega y desplaza los dados y es dueño del reino", es ese niño azaroso que nos ríe adentro. Mar en el oleaje del asombro; que no muere al menos que dejemos de sentirlo.

Alguna vez abría una caja y de ella sacaba pequeñas piezas. Las verdes eran las paredes, las rojas el tejado, y las conexiones de madera unían cada parte de la casa. Lo mismo ocurría con el tren de piezas de armar, con el teatrino y los personajes miniatura que Alina traía de Alemania; y que hacía vivir con sumo placer. El lego y los imanes..., objetos sin anima, vivificados entre carcajadas..., darles forma.

Así abría los libros de pestañas que escondían las historias.
Así escuchaba los relatos contados de memoria.
Así disolvía las imagenes como la espuma se disuelve una y mil veces en la arena.
Así doblaba cuatro veces una hoja o más, hasta hacerla flotar.
Así todo abrazo era inmemorial...

Aeolus:

¿Seguro sabes de los papalotes: aves de papel cuyo colorido es celado por las gaviotas?

En todo esto y lo que perdura está la poesía, la irremediable poesía del latido. En el doble canto de "la virgen de la cueva y el jardín de matatena", y el de la lluvia creando una obra puntillista, en pincel sonoro, cuyo lienzo es la mar. En la abuela que va por su nieta a las seis de la mañana, la levanta de su hamaca, la lleva ante su madre, para que ella le diga... -Es muy temprano, déjala dormir un rato más, está de vacaciones-. Primer recuerdo mudo en la mente, con la voz en off de mamá que recuerda las palabras exactas a la descripción evocada. Si acaso estos recuerdos surgen con la misma vibración al interior, entonces la palabra no se ensordece; si el recuerdo se obnubila, no dice nada, ¿mejor es silenciarlo y callar esas horas marginales? Pero aquel que cierre los ojos y recuerde un momento, uno sólo en el que su infancia quedara iluminada irremediablemente, esa sola imagen le será grácil para siempre.

Juego de azar

Un niño que mirara al cielo por capricho y con insistencia, quedaría iniciado para toda la vida. Es bien sencillo el medio de hacerse extraordinario y poderoso, pero tiene que ser completamente casual. Es incorregible el no haber mirado al cielo y las nubes de niños...como atento a un juego de azar del que dependerá su suerte...una alternativa dichosa o trágica e inmodificable.

Ramón Gómez de la Serna, Ruskin el apasionado

sigo la línea horizontal que da la vuelta curva......horizontes sigo en el cielo
la guerra entre dragones estrato y cirro.....la sublimación de los unos en los otros
la historia del cometa constelación.....cuando calleron estrellas en lluvia y creí
cumplido mi deseo.....busqué a Casiopea por esperar un millón de años
quería que me enseñara a esperar.....pero en vano
las coordenadas no son del tiempo.....sólo trazos
recorro mis viejas libretas.....desde niña planeaba papalotes
colores al viento.....recuerdo de un filme francés
Le sex des etoiles.....cuando en secreto las hice mías
que daría yo por entenderlas.....sedentaria lengua sabor que habla
asexuadas.....relato del triunfo con las horas
pasada ya la tregua.....aprendo a traducir letras de un astrolabio
en mi sueño lo que vuela hebro.....erizado un relámpago quita luz al miedo
se hace figura en la mar.....guia los ojos
no volvemos el alma infante.....tenemos la rutina el que dirán
vergüenza tenemos.....olvidado el sentimiento recogemos monedas
no te ocurra la carcajada.....silencio mide los actos
recupero las palabras.....reciente tinta aparecen
las vocales cuerdas cimbran.....afinan una voz más grave
segunda persona es la misma.....transcribo caligrafía que azul fuese
y sigue.....tú has dejado de hilvanar estrellas perdido el cielo haz

Cuando niños gritábamos -Mira-,
cuando una parvada inundaba los cielos
y formaba figuras en el aire al impulso del vuelo
veíamos en las nubes barcos de vapor,
dragones, ciudades,
al caer la noche esperábamos ansiosos
ser almirantes de las estrellas.

Pasa el tiempo
llega el olvido
muchos olvidan

Yo sigo admirando las figuras
que forman los pájaros en su vuelo
sigo encontrando castillos en las nubes
y en las noches aún espero ser
almirante de las estrellas.

sábado, 26 de abril de 2008

Borrador de la lluvia vertical

Han pasado muchos días antes de llegar aquí. Un amontonamiento de ayeres toca, lo auyento. Escribo sobre ese paraje escrito en el día sin nombre entre un sabado y un domingo u hoy, que ya es domingo, entre éste y un lunes. Llamamos a los días por una tradición antiquísima; ese tiempo es otro factor social, ya lo han dicho al cansancio varios que investigan el punto. Hace una madrugada hablábamos los del Turno 1440 sobre los blogs y si son o no son un género. Discutíamos si así como hay quienes suben a un blog textos literarios escritos en papel, no hay (A mi jefe de computo le consta) quienes saquen fragmentos de novelas, o premisas de poemas o cuentos, entre las líneas divagantes de un blog. Ambas cosas se pueden y ambas ocurren en distintos procesos. El acto de escritura trasladado, da marco a lo que se teclea en un espacio de este tipo. Lo que se puede sacar de allí me parece que es un aliento. Aquello que surja después de imprimir la lluvia depende de que, quien la imprima, la sienta y haga sentir "lluvia", y esto lo retomo de una línea muy conocida, de la cual no recuerdo el autor: "No hables de la lluvia, has llover". La red cuela el vertical manantial de la gota. Vuelvo al Vaso, lo coloco pleno de agua. Los ecos empiezan su recorrido y son al ser y no le son. Finalmente un blog es una parte del extenso mapa de conexiones tantas veces fantásticas, y de allí fantasiosas. Ese lugar del mapa de lluvias nos acerca a la vivencia de quien escribe por saberse, en algún nexo, reconocido. O quizá no... Lo dejo a las horas que no conozco.

sábado, 16 de febrero de 2008

Artículo

(Quién pase por aquí, no se desanime. Aguárdeme tantito, lea un poco, ya pronto volvémos.)

Éste es un lúcido artículo de Juan Domingo Arguelles, publicado a principios de éste año en la Jornada . Vale la pena. A mí me transformó ciertos criterios...

Un saludo y bienvenidos a este espacio...

La utopía de la lectura at SomosUno Radio