martes, 26 de agosto de 2008

Borrador de notas

Hoy releía Grisostomo y Marcela de Don Quijote de la Mancha, y más temprano un libro para la estancada tesis titulado Filosofía de la Imaginación de María Noel Lapuyade, y pensaba:
Realmente la historia de Marcela es un adelanto a su tiempo. La defensa que Marcela hace de su ascetismo y libertad afirmando su negación al amor/deseo de los hombres, es hermosa. La imaginación amorosa así como puede llevar a los más altos placeres, puede llevar a las mayores degracias y penurias, sin responder del genero, pues eso ocurre igual a hombres que a mujeres. Para quien quiera repasar el capítulo, es el XIII, aunque les recomiendo que lean desde el XI para seguir la historia completa.

* * *

En otros puntos, recordaba que le comenté a Samia que me costaba aún trabajo escribir poemas de mi estancia en el hospital. Ella me dijo que Jorge Posada había hecho uno. Luego, conversando hoy, en casa, con Jorge Elías, tocayo de Posada, salió a cuento que era realmente complicado externar las emociones y sensaciones cuando estaba a flor de piel el suceso; y como me decía Ime en la mañana, asumir doce días internado tiene su tiempo. Recordé que para escribir Cartografía del fuego tuvieron que pasar cinco meses del suceso que me llevó a escribirlo, y era una premisa que perseguía desde los diecisiete años, pero en una tercera persona, y terminó siendo en primera y por un suceso verídico. Paciencia me dije, que no llevas prisa. Finalmente Lirva ya te dijo que el Blog es un elemento para descargar todo tipo de delirio, impotencia, automatismo o locura, empezaré a creerle.

* * *

Leo en algunos blogs la afición de querer hablar sobre definiciones de poesía, vanaglorias del poeta y de cómo hacer un nuevo cripticismo literario. Si hemos de hablar de literatura que sea para darle luz, no para oscurecerla más y ponerla contra la pared a que crezca enredadera. He de aceptar mi infinito bostezo ¡Chicos del Turno, por eso ya reduje mi lista de blogs!

* * *

Y hablando de blogs les recomiendo para saber sobre la danza Mohiniyattam del sur de la India entrar a la siguiente dirección

SHAKTALA


* * *

El turno 1440 y yo tenemos una misión a Futuro, son invitados a tomar su número para pasar a la mía dando click en la dirección brindada aquí abajo.

OLIENDO A POLVO

Un abrazo afectuoso

miércoles, 20 de agosto de 2008

Providencia

A mis padres y mis hermanas,

a mis familiares, y mis amigos, por su afecto y solidaridad.

Por su presencia en tiempos difíciles.



Dialogante

ven y dime si es amor

lo desnudo del alma;

cada vez que abrazo la amistad

se prodigan los sentidos

y cimbran.


No en las palabras habitan los actos,

es el acto generatriz de consuelo

alivio en el tropiezo;

la presencia de quienes ciñen andanza,

y apropian.


¡De qué fortuna gozas corazón!,

si acaso lo oyeras dialogante

¿le dirías que no sintiera,

que no?;


la mano derecha lo cubre,

y en ella vibra el sentimiento;

que aún su músculo vestimenta

en alegría se desviste;


en él habita el latido

de todo aquél que lo ama

y él corresponde.


Me dirá que no

y me alejaré despacio

para que encuentre usted

la mano que lo cubra.

sábado, 16 de agosto de 2008

Borrador de la luz.

La luz es uno de mis veneros. Sin ella no identificaría las sombras de las siluetas, el rostro taciturno, del diurno; la luz en su justa medida para revelar hermosura a los ojos.
No podémos salir de nosotros mismos en nosotros mismos. El sabotaje nos hace orfebres de un lenguaje, tanto más bello sí la tinta relame la vibración que lo enebra. Sí trastoca el temor en temblor, sí en temor tiembla, o en temblor deja de ser temido. Más bello aún si surge como otra voz, que se impone al ser que es escriba.

* * *

La llama, en cuerpo de la vela derrite los deseos, las peticiones, en una promesa. Hasta ahora he perseguido la luz en su trayecto.

* * *

Ese día se acercó Pamplona, en fuegos de artificio, en zapateo y música de banda, en ruedas de color que chirreaban y remolinos de gente que toreaban la luz y su designio. Un duelo con la luz.
El artificio contubo un juego con mi cuerpo, dibujó una espiral finalmente invisible que penetró diez pasos en el tejido de la piel bordeando el límite. La espiral dibujada hacia adentro no se libera, va hacia sí irremediable. El artificio correspondió la petición de mis trayectos. Abrió el crater en copula intempestiba.

* * *

Torito
¿cuál es tu historia?
chamucotoro
¿cuál es tu mito?

Sí la luz es el bramido
arde tu muerte artificio.
Cuál es tu danza de luz,
tu escatología de luz.

* * *

Luz, luz como dolo en mi cuerpo. La presencia de quien escruta y designa, el justo instante que se detiene en la medida exacta para que continúe el latido. Lo invisible que produce un milagro, que desata el suceso inverosimil aún indescriptible por la memoria, inmaduro. Lo invisible que corta el hilo. La luz que deja un rastro. Dios que se delata preciso en los segundos.


* * *

Ver el contorno del cielo en una camilla. La oscuridad de la noche, la fiesta que termina con las gotas de lluvia que escupen en el rostro. Alguién pregunta -¿Señorita siente usted algo?- Y me remitó a reponder -Gotas de lluvia.Todo gira en un mismo pensamiento. Todo se revuelve. Me queda claro que la sirena de una ambulancia no es escuchada por el paciente. Quizá Odiseo escuchaba otro canto, o su delirio. La sirena abre el paso, las calles horizontales se imaginan distinto. La conversación del paramédico me exortaba a sonreír, a reir, a agradecer escuchar mis latidos a cien por minuto, y a respirar para detener el temblor que socorría desde mi cadera a mis pies. -Aunque no lo crea, el dolor es una buena señal. Mientras sienta el dolor, es que perciste estímulo en la herida.-


* * *

Finalmente una luz única: la de la amistad, la hermandad, el amor, el afecto... Sentimientos que no dejaré a este prosa, aún borrosa.