lunes, 6 de septiembre de 2010

La brevedad en el pecho


"Il existe depuis trés long temps une inmense secte d'imbeciles
qui opposent sensualité et intelligence"
Amelie Nothomb
"Existe desde hace mucho tiempo una inmensa secta de imbéciles
que oponen sensualidad e inteligencia"
La traducción es mía


Quizá la mejor forma de hablar de seducción sea no hablar de ella, sobre todo si al hablarla recaemos en comentarios tales como: “la seducción sólo es sexual…”

Ella, está en todas partes; en la tableta de chocolate que come el niño y en la ambición política.

Alguna vez una de mis hermanas me dijo que el hombre que quiere intimar contigo, te lleva a esa situación sin redundar en palabras. Así, en esta misma precisión, es que se tiene la brevedad en el pecho. Sí, por herencia tengo la brevedad en los pechos.

El juego de la seducción ha de entenderse en breve, o en el más profundo silencio del gesto y el cuerpo.

Mamá me contó que terminó con su primer novio, cuando él le expresó que era extraño que saliera con una mujer como ella, cuando hasta entonces había tenido puras novias chichonas. Cuando conoció a papá y le contó tal suceso, él le llevó una revista donde aseguraban que las mujeres de senos breves eran más inteligentes que las de senos grandes. No investigué mucho al respecto, pero el detalle fue bello y lo conservo en la memoria como parte de las hazañas de conquista de papá.

La seducción es alimento. Viéndola así, incluso es sagrada.

Desconfío de los hombres que desprecian la sexualidad de una mujer por no tener senos grandes. Tan hermosos puedes ser los unos, como los otros. La sensualidad va más allá de los cuerpos.

Preferible la brevedad que la silicona, eso es un hecho. La brevedad es una virtud, tanto como saber llenar una hoja en blanco, con las palabras justas a dicho espacio.

Me imagino entonces, con la cabeza de un hombre que ame recargada entre mis senos, después de hacer el amor. Mis dedos jugando con su cabello...

¿Quién dijo que los sentimientos sólo se declaran con palabras?

No hay comentarios:

Publicar un comentario